siempre había querido escribir un musical.Cuando tenía 21 años, redactó a Ernie Johnson , una ópera rock sobre un hombre que hacía una fiesta suicida. En 1971, imaginó a Ziggy Stardust como una super estrella ,Jesucristo : él originaría el papel, otros cantantes se encargarían del resto.

Estaba tan interesado en esta perspectiva que quería  escribir y  dirigir algún tipo de musical de rock . Quería escribir un nuevo tipo de musical, y así es como vió su futuro en ese momento . También quería hacer un musical  de  la obra de George Orwelll “1984”. De hecho hizo la canción en el álbum “Diamond Dogs”.

Interpretaría a Winston Smith, a Marianne Faithfull se la consideraría  Julia, el proyecto estaba borroso. Con él y el fallido proyecto  se fueron innumerables rumores, nada  de una posible producción. Se habló de una colaboración  de Robert Wilson en Viena. Alrededor de 1998, otra vez, Bowie consideró revivir Ziggy Stardust , con una oferta de redonda: musical, película, sitio web, álbum.

Alrededor del año 2007,  cuando Bowie terminó su larga  gira y la última,había adquirido los derechos de The Man Who Fell to Earth de Walter Tevis y estaba buscando un colaborador para convertir la novela en una obra de teatro musical.

Un artículo del novelista Michael Cunningham, publicado en GQ  le da algo de luz  a David en ese  período tan  oscuro, tras su infarto de miocardio. El estilo de la prosa de Cunningham, su capricho sobre ciertos detalles y su extraña afinidad acerca de los demás, hace que la obra se lea como un hombre que cuenta un sueño largo y extraño, que tal vez era la colaboración perfecta con la que soñaba  Bowie.

David Bowie presuntamente contactó con Cunningham y los dos se reunieron para almorzar en Nueva York, donde Bowie ” admitió que estaba intrigado con la idea de un extraterrestre abandonado en la Tierra “, porque  de todas formas, nunca había estado del todo satisfecho con el alienígena que había interpretado en la adaptación cinematográfica de Nicolas Roeg . Reconoció que le gustaría que al menos uno de los personajes principales fuera un extraterrestre “.

Lo que aparentemente llamó la atención de Bowie de Cunningham fue  Specimen Days (2005), una colección de tres novelas ubicadas en el pasado, presente y futuro, con Walt Whitman como una línea directa.

La historia de “Like Beauty“, comienza en una ciudad de Nueva York llena de refugiados reptiles del primer planeta habitado y contactado por la Tierra. Una mujer refugiada y un hombre cyborg huyen de la ciudad, dirigiéndose al oeste. Se encuentran con un grupo que planea dejar la Tierra en una nave espacial y arriesgarse en un planeta desconocido, pero el alienígena es viejo y está muriendo, y no puede escapar de su exilio.

Emma Lazarus sería central en la obra de Bowie, un personaje que se enamora de Thomas Newton, “la más viajera de las inmigrantes” Enda Walsh cree que Emma se reencarna en ella.

Finalmente, quiso dejar su testamento con el video de “Lazarus” 

” Solo pensé en ello como el cuento bíblico de Lázaro levantándose de la cama. En retrospectiva, obviamente lo vio como la historia de una persona en sus últimas días “, dijo Johan Renck, quien dirigió el video de” Lazarus “.

Filmada en noviembre de 2015, es la última imagen pública de Bowie, y es fácil ver el video como Lefebvre lo describió una vez: ” Son  referencias a su propia mortalidad, con el simbolismo en el video de ‘Lazarus', todo está explicado. Y salió en una bola de llamas “.

“Lazarus”, su obra,  estaba destinada a ser estrenado. Era como si Bowie estuviera seleccionando herederos, pasando propiedades, cambiando propiedades. Así que también fue la canción de Michael C. Hall, la canción a través de la cual Hall presentó a Newton en el escenario. Hall fue el primero que interpretó  a “Lazarus” ante un público más allá de los confines del NY Theatre Workshop, y lo cantó en el Late Show en diciembre de 2015.

Bowie hubiera sido feliz.

Pero el video es la etiqueta del estilo de Bowie; hace que “Lazarus” sea imposible para que la canción escape completamente de su órbita.  Bowie interpreta  dos papeles – mendigo y resucitado-, ambos personajes vistos en el anterior video de Blackstar” de Renck .

El simbolismo está claro, “Jones”: el mortal moribundo, llegando al cielo, su cuerpo desperdiciado siendo arrancado de su cama de hospital. “Bowie”: el diablillo tramposo travieso, todavía en el trabajo, todavía conspirando, vistiendo su mono de Station to Station , burlándose de cuán gravemente grave es la muerte. Jones canta los tristes versos, mientras que Bowie obtiene las líneas del puente, lo que descarrila la sensibilidad fatal y melancólica de la canción como un poco de ajuste de cuentas. Impactante como siempre fue Bowie.