Otros a los que dio calabazas (y seguro que se va a saber de más en el futuro): los .

Y este es un caso mucho más sangrante que el de . El cantante del grupo, Anthony Kiedis, ha confesado que Bowie rechazó la posibilidad de trabajar con ellos no en una sino en varias ocasiones. Lo ha revelado en el programa de radio Jonesy´s Jukebox.

“A cada disco que hacíamos teníamos en la banda la misma discusión: ‘¿A quién deberíamos tener produciendo el disco?'. “No sé ¡tenemos que intentar a alguien nuevo!”. ‘¡Cojamos a David Bowie! ‘Bueno, vamos a llamarlo'.”

Entusiasmo que, para su desgracia, no tenía la menor contrapartida en Bowie:

“Así que en un principio le llamamos, y él dijo muy respetuosamente: “no”. Entonces, más tarde escribimos correos electrónicos largos explicándolo todo, y por qué era el momento para unir nuestras naves, y él siempre con respeto declinaba la oferta. Durante dos minutos me partió el corazón, y luego oí a Chad Smith tocar la batería, y yo decía: ‘Estamos bien, podríamos hacer otra cosa”.

La cosa es que los Peppers insistieron una y otra vez, pero… no había nada que hacer:

“Le pedimos que produjera “By the Way” (2002) y luego le preguntamos de nuevo para nuestro siguiente disco ‘Stadium Arcadium' (2006). Nos dijo que no dos o tres veces, pero su colega Brian Eno – a quien también hemos estado pidiendo durante toda nuestra carrera que produjera un disco para nosotros- nos ha negado ocho veces“.

Lo dicho, lo de Coldplay no es nada. Lo de Red Hot Chili Peppers es casi cómico a su lado. La cosa es que la admiración por Bowie y Eno está por encima de tal avalancha de negativas, y los Chili Peppers siempre le versionaron (“Suffragette City”, “Sound + Vision”, “Warsazwa”, etc, abajo vídeos) siempre fueron fans verdaderos, de ahí la insistencia, la cantidad de veces que lo intentaron, no se conformaron con una negativa o dos.

Flea, bajista del grupo, se hizo un tatuaje en homenaje a David Bowie después de saber que había pasado a mejor vida.