bowie-scotland-266x266Parece que el escueto alegato pro Gran Bretaña unida, que leyó Kate Moss de parte de en la última ceremonia de los Brits, no ha dejado indiferente a nadie. El primer ministro , por ejemplo, ha manifestado que le gustó mucho.

Kate, que lucía uno de los famosos vestidos de Bowie de la época glam-rock, subió para recoger el premio al “mejor artista en solitario” que le habían otorgado a Bowie. Noel Gallagher, presentador de ese premio concreto, la esperaba en el escenario:

Lo que leyó Kate Moss es exactamente esto:

“David me ha pedido que diga lo siguiente: ‘En la mitología japonesa, los conejos de mi viejo vestido que Kate lleva hoy viven en la luna, Kate proviene de Venus, y yo de Marte. Estoy totalmente encantado de tener un Brit al mejor artista masculino. Creo que es una gran manera de terminar el día. Muchas gracias… Y Escocia , quédate con nosotros.”

Aparte de Bowie, nadie dijo nada a lo largo de la noche sobre el tema. Y esa manifestación en contra de la independencia de Escocia a David Cameron le entusiasmó. Se la dicho a The Daily Telegraph:

“Estaba viendo los Brit Awards y cuando vi que Kate Moss saltaba al escenario y pronunciaba esas palabras, tengo que decir que dejé escapar un gritito de alegría. Estoy seguro de que alguien como David Bowie podría ser capaz de llegar a partes de Escocia que quizá yo no pueda.”

Esas palabras de Bowie, y el discurso “el rock and roll nunca morirá” en toda regla de Alex Turner  fueron los puntos álgidos de la noche en cuanto a agradecimientos por los honores. Parece que luego Turner se arrepintió un poco de su speech, y achacó tanta rotundidad a que se pone nervioso en este tipo de eventos.