Tremendo shock en el mundo de la música. murió ayer en Nueva York a los 69 años a causa de un cáncer. Noticia triste y que a todos ha sorprendido.

Se ha sabido la noticia a las 7.30 de esta mañana, a través de las páginas oficiales del artista en Facebook y Twitter, en las que se ha podido leer el siguiente mensaje:

David Bowie ha muerto en paz hoy rodeado de su familia, después de una valiente lucha de 18 meses contra el cáncer. Mientras muchos de vosotros compartiréis la pérdida, pedimos respeto a la privacidad de la familia durante su tiempo de dolor”.

Poco rato después el hijo de Bowie, el director de cine Duncan Jones, confirmó la noticia: “Lamento mucho y me entristece decir que es verdad”.

Su muerte ha dejado a todo el mundo con la boca abierta. Bowie acababa de lanzar, el día de su 69 años su vigésimo quinto disco de estudio “Blackstar” y su enfermedad no se conocía, no se sabía absolutamente nada. Un cáncer que arrastraba desde hace 18 meses y sobre el que ha habido un hermetismo total. Al final, “Blackstar” ha salido a la venta tan sólo tres días antes de la muerte de David.

Si se sabía que Bowie no iba a salir de gira para promocionar el disco. El artista inglés estaba retirado del directo desde que en la pasada década le diera un ataque al corazón. La última vez que tocó en directo fue en Nueva York en 2006.

Se va, por sorpresa, uno de los mayores artistas de la música pop de todos los tiempos. Uno de los más innovadores y con mayor poder de pervivencia en el tiempo y mayor proyección e influencia de cara al futuro. El hombre de los cambios: Ziggy Stardust, thin white duke, la trilogía alemana, el colaborador de Mick Ronson, Brian Eno, John Lennon, Nile Rodgers, y un largo etcétera. Descanse en paz, David Bowie.