Lo ha dicho bien claro. Ha manifestado que la decadencia actual de la música no se debe a la piratería y a las descargas ilegales sino a una falta de talento genuino.

El líder de y ex batería de de todos modos salva de la quema a aquellos artistas que en su opinión si son positivos o aportan algo. Ha puesto de ejemplo el último disco de “21”, muy bueno en su opinión, de lo que puede llegar a conseguir ahora mismo un buen álbum de un artista de talento a pesar del clima actual musical tan negativo.

“Es la música. La gente alucina con que Adele haya vendido tantos discos. Yo no. ¡Ese disco es fantástico! Ella tiene una voz preciosa y la gente se queda boquiabierta cuando escuchan el talento que tiene”, ha dicho Grohl.

También ha hablado de la poca sinceridad de la música y la excesiva importancia de una imagen equivocada: “La música debería ser más que un anuncio, más que un ‘loop' sintetizado de voz que ha sido autoajustada y una imagen diseñada para parecer un superhéroe o una supermodelo”.

Grohl ha sido muy entusiasta cuando se ha referido a los proyectos de los Foo Fighters y ha señalado que como banda en directo son mejores que nunca.

“Salimos al escenario con cinco instrumentos y sin computadoras. Quizá no suene muy bien pero te volamos la cabeza y no necesitamos ningún golpe de efecto de sintetizador. La banda es mejor que nunca. No damos conciertos malos. Matamos todas las noches”, concluye .