Dave Grohl haciendo amigos en un concierto de Metallica en el Rose Bowl de California. No quiso estar en el área VIP y presenció el concierto como un espectador más. Los allí presentes se pudieron fotografiar con él.