El líder de Foo Fighters ha criticado y mostrado su insatisfacción por la inclusión de su nombre en los créditos del primer álbum póstumo de .

Y con toda la razón, porque de hecho no llegó a tocar una sola nota en el mismo. Es completamente absurdo que se le cite en un disco en el que no llegó a a tocar. ¿Diplomacias ridículas para no ofender al músico? Pues les ha salido el tiro por la culata…

Parece ser que le llamó por teléfono y le propuso tocar la batería en un tema que luego fue a parar a “Michael”, el disco en cuestión. Grohl aceptó encantado la oferta y grabó el tema en los estudios. La cosa es que su toma de batería no pasó el corte final y fue dejada fuera del disco.

“Kravitz, al que solo vi en una ocasión, me llamó y me preguntó si quería tocar en una canción. Respondí: ‘Claro', toqué batería en ese tema y nunca volvía a saber nada al respecto. En los créditos del disco pone: ‘Michael Jackson acompañado de Lenny Kravitz y Dave Grohl' pero ellos no usaron ninguna de mis grabaciones. Eso no mola”, se ha quejado Grohl, con razón.

Grohl sigue encontrandose en buen momento con los Foo Fighters. Su último álbum “Wasting Light” fue Nº 1 en ambos lados del Atlántico y los homenajes a y su reeditado “Nevermind” están siendo numerosos, hasta el punto que podría ser Nº 1 estas navidades si la campaña de Facebook, ya respaldada por 76.700 personas, consigue su propósito.