Para la mayoría de críticos, este tema de Navidad hecho por Phil Spector y cantado por Darlene Love es la mejor de todos los tiempos.