Se confirma que no  abandonó la producción por las típicas clásicas “diferencias creativas”  contra los productores del filme. Se negó a matar al 007 , a Daniel Craig, como quería la productora EON.

Con su hermanastro Michael G. Wilson  muy viejo, la “bruja” Barbara Broccoli se ha hecho con el poder sobre . Ella fue la que eligió a Daniel Craig ,  “esa especie de camionero ruso”, sin tacto ni elegancia para ser el peor 007 de la historia, también con las peores películas de la serie.

Ahora, quien “la pone” es Idris Elba , el  ineludible próximo James Bond , el nuevo 007. Esta vez negro. Sin enfatizar en el racismo, un James Bond negro se carga todas la novelas y las ideas del genial Ian Fleming. La muerte de JAMES BOND . Da igual. El sexo es lo que vale para la Barbara.
Danny Boyle se negó  matar al James Bond interpretado por Daniel Craig hacia el final de la película.Para que naciera el BOND Negro.

La intención era despedir al actor de manera definitiva, emotiva y dramática. Para luego mostrar al nuevo histrión encargado de interpretar al espía para las siguientes cintas de la franquicia.El tal Idris, que no da la talla ni como actor ni como 007.

La Broccoli quería que Daniel muriera con la idea prestada  tomada de la serie del Doctor Who.

Hubo muchas discusiones acerca de matar a Bond de manera dramática al final. Quedaría todo abierto para meter un giro en la próxima entrega: o bien Bond no había muerto o podría haber una “regeneración” con un nuevo actor, al más puro estilo del Doctor Who.

El que no estuvo de acuerdo con la idea habría sido Danny Boyle. Naturalmente Barbara Broccoli, productora del filme, y dueña absoluto de los derechos sobre el personaje habría tenido la ocurrencia. Para “colocar” a Idris.

Danny Boyle se había negado rotundamente a asesinar al personaje. Aunque tal vez nunca se conozcan los detalles exactos de la renuncia de Boyle. Pero James Bond, mientras tanto, se está muriendo. Como decía George Harrison :”All things must pass”.