category_image_update_a5b6701b1584cf09_1364118803_9j-4aaqsk

Damon volviéndose majareta junto a Noel Gallagher.

Damon Albarn ha asegurado que hacer un disco con Noel Gallagher es una “posibilidad real” en el futuro.

Desde luego estaría bien, sería muy curioso escuchar a que sonaría una entente cordial Blur- Oasis, además protagonizada por los dos líderes de los grupos. ¿Cuajaría el pop personal, imaginativo, de Albarn con el rock clásico “vieja escuela” de Gallagher? Es una incógnita pero sería estupendo poder salir de la duda y escuchar ese hipotético trabajo conjunto.

Ambos salieron hace ya tiempo de aquella relación cenutria, absurda (menos a niveles de publicidad y exposición en los medios) entre los dos grupos más populares del Brit-pop de los años 90.

Albarn insiste en la idea (se nota que le gustaría, hoy en día casi sería su proyecto soñado) y dice que Noel y él han hablado sobre el asunto al menos en una ocasión.

“Todavía veo a Noel de vez en cuando. Nos ponemos mensajes. Puedo imaginar la colaboración como una posibilidad real para algún momento en el futuro. Pero mientras no lo hablemos en firme…”

Vamos, que de momento se trata de una posibilidad lejana, sin concretar. Otra cosa es que Albarn arda en deseos de materializarla, hacerla realidad cuanto antes. De hecho esta es la quinta vez que habla de ello, por algo será:

“OK, algo hay. Estamos hablando. No es nada como para emocionarse. Quiero decir, que él está haciendo lo suyo. Está terminando su nuevo disco. Yo tengo mi disco que en breve va a salir, pero el principio de nosotros hacer música juntos está ahí … ya sabes. Sería justo decir que al menos lo hemos discutido una vez.”

El futuro dirá. Lo que está claro es que entre los discos en solitario de Damon Albarn y su ilusión tan grande por grabar con el líder de Oasis, lo de Blur parece ya obsoleto en lo sucesivo, finiquitado.

damon-albarn-y-noel-gallagher-comparten-escenario-por-una-noche-para-interpretar-tender-de-blur_250313_1364209651_63_

Damon Albarn: más cerca de Noel Gallagher que de Graham Coxon.