Cada día que pasa me gusta menos el legado de Blur. Es como si se empequeñecieran o  minimizaran en mi memoria. Ya no hablo de , que me parece casi una broma de mal gusto.  Me parece mal una verguenza, porque encima arrastran el prestigio de Lou Reed o de Mick Jones.

Después de Blur, de Gorillaz, de aquel invento calamitoso que fue The Good, The Bad and  The Ugly y sus coqueteos con la música africana, nos asegura que tiene casi terminado todo un álbum con Flea, el bajista sobrevalorado de Red Hot Chili Pepers y el bueno de Tony Allen, que lo utiliza para todo. Sea africano o blanco el proyecto.

Albarn dice que todavía no tiene el nombre del grupo. Una pena, porque Gorilla, con los pobres primates de Burundi hubiera podido ser un buen nombre.

El paroxismo de Albarn, mal músico y peor cantante, llega hasta el punto de que, como todo el mundo sabe, Flea , su nombre  artístico es un homenaje a Fela Kuti, que es otro gran amante de todo lo africano.

Fela Kuti es el mismísimo “héroe” de Nigeria, que casi ordena matar a Paul Mc Cartney en Lagos, “por estar robando la música africana”, según sus palabras, cuando este grababa en 1973, “Band on the Run”, que precisamente ahora se vuelve a publicar. Paul  ya es el dueño absoluto de las cintas y del producto.

Damon Albarn debería tener más respeto por la música. Por los significados de la música africana y sus protagonistas.  Que no se refiera a su viaje por Mauritania, Malí , Senegal y Nigeria, como un niño pijo de Londres, que es lo que es. Como los pijos que se apuntan a las caravanas solidarias por Africa.

Albarn amenza con que ya tiene pensadas dos secuelas de Plastic Beach. Que miedo. También dice que lleva un estudio portátil. ¿Que entendera por estudio portatil?. Para él llevar un Mac y Pro-Tools ya es todo un estudio. No sigo, porque me entra mucha indignación.

Abajo, lo que puede ser un adelanto de la nueva banda, según revela Tony Allen.