Aquí no se corta nadie. Damon Albarn tocando ‘Apple Carts', que iba a ser una canción para su Gorillaz. Ahora no, ahora resulta que es un tema para su ópera Dr. Dee. Y se queda tan pancho.