ku-xlarge

Un semi calvo  y barbudo Thomas Bangalter y su compañero Guy-Manuel De Homem-Christo, celebrando con champán el numero uno de , en las oficinas de Sony en Nueva York.

Otro duo de productores de música disco, llamados The Knocks tuvieron que ir el pasado martes a las oficinas de Sony, de Columbia, en Nueva York, cuando se dieron en cuenta que había una celebración especial en la sala de juntas de la compañías.

Les dijeron que eran Daft Punk, celebrandolo a lo grande su número uno en Estados Unidos, cuando ni corto ni perezoso, el negro de The Knocks, JPatt les hizo una foto sin que ellos se dieran cuenta.

Era una foto con morbo, porque los dos Daft Punk estaban sin cascos. No pueden ir con ellos todos los días. Así que pillaron a un semi calvo y barbudo Thomas, como su padre Daniel Vangarde,  y a su compañero Guy Manuel en plena copa de champán, con el manager incluido.

The Knock, que tuvieron un gran éxito en música de baile con ‘Make it better’, pudieron la foto en su perfil de Facebook, pero alguien de Sony les recrimonó la foto y se las prohibió inmediatamente. La tuvieron que quitar, bajo amenazas.

Pero la foto ya había corrido por toda la red. El cabreo de Bangalter ha sido de campeonato.

“Es la invasión de mi imagen privada”

Daft Punk nunca me han dado ningún morbo, porque los cascos es el disfraz más estúpido de la historia de la música pop.

Quisieron ser tan originales como Kraftwerk, pero para eso se necesita imaginación y talento. Los “modelos” de Kraftwerk son geniales cuando terminan todos los concierto del grupo. Estos son dos impresentables, que se tienen que refugiar en unos cascos, que ellos quieren mezclar con la Guerra de las Galaxias. Absurdo.