Hoy , el magnífico Gregg Allman hubiera cumplido 70 años. Hace tan sólo unos pocos meses su hígado no aguantó más y nos dijó para siempre. Este es un final” “magnífico”