Michael Caine ha cumplido 85 años, pero el el gran actor tiene que ir en silla de ruedas. El le echa la culpa al alcohol. Su amigo Paul Mc Cartney estuvo en su cumpleaños y tiró de la silla.