Se publica el primer álbum para una multinacional de Jeff Bridges. El actor ganó un oscar precisamente por interpretar a un cantante de country en el film Crazy Heart. Aun así, el disco está más cercano al espíritu de Bob Dylan o Tom Waits que al country clásico con el cual se identifica a Bridges. En palabras de su productor T. Bone Burnett: “este disco no es ninguna broma”.