“I Can´t Go For That (No can Do)” fue el cuarto single número 1 en Estados Unidos de Daryl Hall y John Oates, la canción del LP “Private Eyes” de 1981 previa a su mayor éxito “Maneater”. Un tema que les acabó reconociendo que en parte se lo copió en “Billie Jean”.

Resultado de imagen de i can´t go for that single

Hall & Oates estaban grabando el álbum “Private Eyes” en el antiguo estudio de Jimi Hendrix, Electric Lady, y un día de marzo de 1981 habían terminado una sesión cuando Hall se puso a juguetear con sus teclados y una primitiva caja de ritmos que tenía una programación llamada “Rock 1”, apretó el botón y salió un ritmo que le gustó.

Las únicas personas que quedaban en el estudio eran él, John Oates y el ingeniero. Hall le ordenó poner en marcha la cinta de grabación y Oates agarró su guitarra para seguir el ritmo.  Así surgió “I Can´t Go For That (No can Do)”, repentinamente en el estudio. Daryl grabó algunas palabras absurdas en la cabina vocal y escribió más tarde la letra definitiva. La canción fue editada como single en diciembre de ese año y le valió al dúo un nuevo gran éxito, un número uno.

Lo que no esperaba Hall, ni Oates, es que unos años después Michael Jackson les confesara su deuda. Fue durante las sesiones de grabación de “We Are the World”, el disco de ayuda contra el hambre USA For Africa, tema en el que participaron los artistas norteamericanos más importantes de mitad de los 80.

Resultado de imagen de daryl hall michael jackson

Todos estaban en la misma habitación cuando Daryl Hall se puso a hablar con Michael Jackson:

“Me dijo: ‘Espero que no te importe. Robé el ritmo de ‘I Can't Go for That' para mi canción Billie Jean'. Le dije: ‘Oh Michael, ¿qué más da? Lo hiciste de manera muy diferente'”.

“No puedo decir que lo hubiese notado, pero él fue bastante insistente. Por supuesto, me fui y escuché “Billie Jean”. Y por supuesto, era nuestro ritmo”.

Resultado de imagen de daryl hall michael jackson

Otra vez, recuerda John Oates, Michael Jackson se presentó en el backstage después de uno de sus shows en Los Ángeles y les dijo: “Me encantó bailar esa canción en mi habitación frente al espejo”.

“¿Qué podía decir? Es un ritmo increíble, pero todo fue un poco de casualidad cómo sucedió. ¡Daryl apretó ese botón!”.

Mucha gente piensa que la canción es sobre una relación, y lo es, pero no sobre una relación personal o amorosa, sino con la industria musical. Hall & Oates se sentían muy manipulados en aquel momento, como si fueran peones. “No puedo hacer eso, no puedo”, es algo que entonces dijeron y pensaron mucho.

Curiosamente la iluminación y composición del vídeo de “I Can´t Go for That”, no la música, también pudo influir en el clip “Town Called Malice” de los Jam, editada poco después, en enero de 1982. Paul Weller era un gran fan de Michael Jackson y los Jackson 5, y es posible que le gustaran algunas de las canciones pop y soul de Hall & Oates.