cohen-meditating-mount-ba-007Con gafas de sol de aviador y hábito de monje, Leonard Cohen se sienta, fumando un cigarrillo, y recita un poema . “Soy demasiado viejo para aprender los nombres de los nuevos asesinos”.Hace una pausa y  da una calada al cigarrillo.

La escena es de la primavera del año 1996, el segundo de los cinco años que Leonard  Cohen pasó como monje budista en las laderas del monte Baldy , al este de Los Ángeles.

La artista francesa  Aremelle Brusq  pone en solfa , otra vez, con un documental , el  tiempo de Cohen en el centro Zen.

leonard-cohen-buddhist

Cohen, que durante gran parte de su vida tuvo una relación amorosa con el budismo Zen, se enclaustró  en el monte  Baldy , en el año 1994 para convertirse en la asistente personal de su viejo amigo Roshi, de 90 años de edad, maestro Zen y supervisor del monasterio.

La película de su vieja amante Aramelle , titulada Primavera 96 , sigue la rutina diaria de Cohen, como se despierta a las 2:30 de la madrugada , el no caminar y sentarse para las primeras meditaciones. Incluso como cocina y limpia los aposentos de  Roshi.

Iluminando las virtudes penitentes y  ascéticas de Cohen, la película es una revelación para los aficionados, que, en una escena, reclama un “gran sospecha sobre los pretendidos   santos hombres carismáticos”, de los mismos que hablaba John Lennon.

Fue la época más humilde del gran amante del mundo.

El video es lo que hacía el monje budista Leonard Cohen: