Un 2 de enero de 2007 se confirmó que la magnífica ‘Crazy’ del dúo Gnarls Barkley como el single más vendido en el Reino Unido del año anterior, vendiendo más de 700.000 copias. La canción fue también la primera en alcanzar el nº 1 solo por sus descargas.