Tres días antes de la muerte de ,  participó en  el último show televisivo que se llamaba “Marc” . Habían compuesto juntos el tema “Sleeping with you o Standing next to you” y se trataba de que también la cantaran juntos.

El escenario era demasiado estrecho para ambos . Marc al empezar a cantar, se cayó . Se hizo unos cuantos rasguños . Cuando intentó repetir la canción el sindicato de técnicos se negó hacer otra toma. Fue la última imagen viva que tenemos de Bolan. Cayéndose y con Bowie entre las sombras con una cara de circunstancias , como tratando de restar importancia a la caída del ídolo. El tema incompleto es hoy en día una joya de la “piratería” .

Justo para Bowie , aquella muerte, se convirtió en una pesadilla. Empezó a entrarle una autentica paranoia . Recordaba que una gitana en una ocasión le había leído la mano y que en sus predicciones había previsto las muertes de Jimi Hendrix, Marc Bolan y la suya propia. Empezó a tener miedo absolutamente de todo .

Sólo viajaba en tren o en barco y se negaba a beber como no fuera naranjada. Era la época de “Héroes” , de su pasión por Berlín , la seducción por la cultura nazi y su trance con la heroína.

Durante años habían trabajado con el mismo productor , el neoyorkino Toni Visconti, toda una institución . Visconti me contó que Marc siempre le tuvo envidia a Bowie o se mostraba muy quisquilloso con él. Y recuerda con desagrado como Marc le hizo una crítica bastante ácida y estúpida sobre “Ziggy Stardust” , que Marc proclamó como una historia idiota.

Marc y Gloria habían tenido un hijo un par de años antes. Le habían puesto el nombre de Rolan . La ley no lo reconocía , porque Marc todavía no se había divorciado legalmente de June.

En plena penuria económica , David Bowie se hizo cargo de la manutención del niño , incluso pagó su educación en uno de los colegios más caros de Los Angeles, hasta que Rolan fuera mayor de edad.