Ya han empezado la lluvia de críticas por lo que se supone que es la nueva imagen de Coldplay, según las fotos de Sarah Lee y que apoya el nuevo tema ‘Every teardrop is a waterfall', canción de la que está enamorado Chris Martin, una canción “muy dura”.

Bueno, el cantante lleva una chaqueta al estilo que llevaba Joe Strummer de Clash. Martin dice que el líder del grupo de los años setenta hubiera estado orgulloso de Coldplay.

Bueno, en realidad, las fotos no han disimulado lo que ya comentó hace meses en que configuró la idea de que quería rescatar aquellos “graffittis” neoyorkinos de los años setenta, entre el punk y el hip-hop.

Lo malo es que los críticos de Coldplay van a utilizar ese medio para atacar o hacer burla de que cada nueva imagen parece sumamente manipulada.

Si quereis saber mi opinión, ni me gustaba los trajes de pobres revolucionarios franceses a lo Sgt. Pepeprs pobre , ni tampoco esta línea sacada de una tienda de moda o de los personajes de Zoolander.