Asistentes contemplando la exposición “Growing Up Kurt Cobain” en Newbridge, Co Kildare, Irlanda. La familia del rockero ha dicho que la exposición de sus pertenencias personales muestra cuán “tonto, disparatado y dulce” era Kurt.