La última noticia es el enfado global de Michael Eavis ,el organizador del Festival de Glastonbury, que ayer mismo creía tener asegurado un contrato con para el Festival en el mes de junio.
Las conversaciones se han roto, de momento. Pero Eavis, que está eufúrico tras recibir de la Reina Isabel II de Inglaterra la medalla como caballero del Imperio , llegó a ofrecerles incluso dos millones de libras por la actuación ,cifra astronómica compara con los que se paga en el Festival ,en que muchos artistas van por el prestigio.
Pero si lo piensas bien ,no es un mal negocio ,poque ayer dos personas compraron tickets para el concierto del 10 de diciembre y pagaron 87 mil libras por cada ticket ,un record absoluto ,que es difícil de creer.
La locura sigue creciendo y hasta la propia Warner le he ofrecido una cantidad astronómica por grabar un nuevo album.
El mayor problema es que sólo se ha comprometido a ese retorno en homenaje a Ahmet Ertegun y no está interesado en seguir con Led Zeppelin. Algunos observadores aseguran que sus relaciones con John Paul Jones no son nada buenas. Por otra parte, la fractura de un dedo por parte de Jimmy Page parece que esconde problemas en los ensayos, donde el propio Plant no le gusta como suena el grupo en los ensayos.
Ya veremos lo que ocurre hasta la primer y-¿unica?- actuación. Page y Jones siguen confiados en seguir. Ellos son los que han tratado con Eavis para el Festival.
Mientras tanto, “Stairway to heaven” ,que podemos ver abajo, ha entrado en listas como si fuera un nuevo single.
Ya sabeis nuestra opinión. Nunca segundas partes fueron buenas. El dinero es lo que prevalece.