Este es el primer álbum, en cuatro años, de los Counting Crows, uno de los hijos predilectos del sonido de la bahía de San Francisco. A partir de ahora lo puedes oir gratis y eso que no sale hasta abril.