se puso muy contento cuando Eddie Vedder -que salió si sin su ukelele- apareció para contar con él una versión de ‘Substitute' de los Who. Fue en St. Louis.