_74940867_796a9c2c-0d01-45f1-b16a-08116cb50980

Es asqueroso el oportunismo de los políticos. El canciller de Austria , Werner Faymann recibió a Conchita Wurst como heroína nacional, como símbolo de apertura y tolerancia de su gobierno, en contra de lo que hacen los rusos. Repugnate