Matt, con su perro y en muletas, en su casa de Londres.

Me decía mi padre que sólo se rompen algo los tontos, las viejas y las gallinas. Quizá puede ser demasiado descarado e irregular en el caso de Matt Bellamy, pero es que nadie ha dado explicaciones de como se ha podido romper dos huesos del pie.

Muse, en su propia página, anunciaban que no tenían más remedio que suspender sus conciertos de Oslo, Estocolmo y Malmoe, porque Matt se había roto dos huesos del pié derecho. El pie, francamente, le impide dar conciertos y los fans deben excusarles. Porque Matt no puede salir con muletas.

Pero tampoco debe ser muy grave, porque Muse podrán estar nuevamente listos para el 10 de diciembre, que es la fecha prevista para su actuación en Helsinki.

¿Qué le habrá pasado a Matt ?. Me dicen que lo más probable es que se haya caído en las escaleras del escenario o que se le ha ha caído una guitarra encima. Pero lo cierto es que nadie ha querido decir nada.