La Comisión Europea de la competencia se ha pasado por el forro de sus calzones la protesta de Warner Music y de otras muchas editoriales europeas independientes y ha aprobado la compra de la editorial de Emi , que se compone de Emi, Virgin y Famous Music , por parte de Sony por un montante de 2.200 millones de euros. Sony casi se convierte en una editorial monopolista, salvada la de Universal.

Estados Unidos también aprobará la compra en uno días. Vaya pucherazo. Los millones de Sony y los viajes a Japón de los comisionados del la Comunidad Europea han tenido un justo precio.

Por lo tanto, parece claro que la Comisión Europea también aprobará la compra de la EMI records, con Beatles, Pink Flod, Queen y Coldplay juntos , por parte de Universal Records , de Vivandi , la compañía francesa ,que entre otros negocios , tiene lo de la limpieza de las aguas fecales. El justiprecio de 1.800 millones de euros.

Otro monopolio, porque se quedan ya , como en el gran negocio editorial, sólo dos: Universal y Sony. Warner Music ya la pueden vender antes que valga menos. La han dejado sóla, absolutamente sóla ante el bipolio editorial y discográfico de Universal y Sony.

EMI era propiedad de Citibank , el banco de la Visa y el poder estaba decantado . ¿Para que quería el banco de la Visa a los Beatles, Pink Floyd o Coldplay?.

El mundo financiero , en la actualidad, huele a podrido, pero muy a podrido.