Hasta a Peter Gabriel le llamó la atención como se desenvolvían Vampire Weekend, con su “opera prima” y este Oxford Comma. del album de debut.