Rihanna terminó esta misma tarde el rodaje de su intervención en el nuevo video de Coldplay, el inevitable Princess of China, que todos sabíamos que iba a ser el single, el que tratará de batir records este verano.

Rihanna empezó a filmar con , ayer jueves. Dice el realizador que se ha recreado en las figuras de las “princesas ” de los tugurios en Hong Kong, como en el arranque del segundo film de Spielberg con Indiana Jones.

Pero hay otras imágenes de Rihanna fumando y de otra forma, como si fuera la fulana de un gangster.

Rihanna estuvo viviendo en la casa que Gwyneth Paltrow y Chris Martin tienen en Los Angeles.

Creo que Coldplay se equivocaron y se equivocan metiendo el nombre de Rihanna con el grupo. Es un desprestigio y una mancha que va a costar muchísimo limpiarla. Coldplay se meten en el juego del pop fácil, vacuo y estúpido. Una cantante de karaoke como decía Gene Simmons.