lqTVQ2BW-640x638

No dudo de que haya una estrategia para el “marketing” de “A Head Full of Dreams” , pero la insistencia en pequeñas gilipolleces, como este desfile de colores de todas las canciones del álbum, ya resulta pesado.

A ver si todos vamos a pensar que somos unos niños y sólo jugamos con colorines, en lugar de con música.

Hay que ser más serios. Esto es música. No un carnaval de colorcitos.