Hoy cumple Cliff Richard , el más increible cantante inglés, 70 añosEn otoño del año 1979, Tino Casal y yo estabamos trabajando en su primer álbum con la EMI, el de ‘Champú de huevo', ‘Life on Mars' y ‘White Room', entre otras canciones. De repente surgió una canción que nos encataba a los dos: ‘We don´t talk anymore'. Dije que era una pena que la tuviera que cantar el impresentable de . Y,de repente, empezó una gran discusión con Tino.

Me empezó a recriminar de que no lo tuviera tan desprestiguiado en mi cabeza la figura de Cliff  y me llegó a decir que para él, como cantante  era el mejor, la más maravillosa voz blanca que ha dado nunca el pop. Me tuve que callar. No estaba muy de acuerdo, pero a partir de ese momento empecé a respetar más la obra de Richard. Eso es cierto.

¿Por qué?. Porque es el único artista que conozco -está también el caso de Cher- que ha tenido éxitos en los años cincuenta del pasado siglo, en los sesenta -obviamente-, pero también en  los setenta, en los ochenta, en los noventa y también en este nuevo siglo. Maldita sea. Es una carrera increíble.

Ahora, ahora mismo, su último álbum que apareció hace tan sólo hace unos días, “Bold as brass”, está a punto de ser número uno en las listas británicas, otra vez, aunque se trate de un disco de versiones. Grabado en Nashville, con el gran porductor Michael Ormatian , el músico que creó a  Christopher Cros, Dobbie Brothers y tantos otros. Richard ha cantado como siempre: fantásticamente. Sigue teniendo ese falsete increíble, esa afinación de tísico, perfecta. Maravilloso, técnicamente. Con setenta años hay que oirle cantar su versión de ‘I´ve got you under my skin'.

Para celebrar este 70 cumpleaños no sólo se ha conformado con el disco. Está dando cinco conciertos en el Royal Albert Hall. Sólo quedan entradas a mil libras y en el mercado negro. Ya me hubiera gustado ir para verlo.

Para picar a Tino, le decía que ya teníamos aquí a Raphael. Increiblemente, hay un paralelismo hipnótico entre los dos cantante y su longevidad artística.

Pero le doy la razón a Tino. Cliff Richard es la mejor voz blanca del mundo en la historia del pop. Merece este recordatorio y, desde luego, ‘Congratulations', una maravillosa canción que le viene como anillo al dedo en su cumpleaños y que fue increíblemente pisoteada por el Lala la del Duo Dinámico en el mismo Albert Hall. Cosas de la vida.

Abajo, ‘We don´t talk anymore'.