See the source image

Antigua fachada de The Borderline

La histórica sala de Londres, The Borderline, ha anunciado que cerrará sus puertas a finales de agosto después de perder la batalla contra la subida del alquiler en la capital inglesa.

Desde su apertura a principios de la década de 1980, el club del Soho organizó actuaciones íntimas de artistas como R.E.M., Oasis, Amy Winehouse, Pearl Jam y Rage Against The Machine cuando todos estaban empezando sus carreras.

En un comunicado publicado online los propietarios, la familia DHP, han explicado que el cierre les va a permitir invertir en otras salas del Reino Unido, incluida el Thekla de Bristol y el Rock City de Nottingham. Otro lugar en Birmingham se encuentra actualmente en construcción.

«Con alquileres cada vez más altos, tasas de negocios en aumento y planes de redesarrollo en curso para el barrio de Soho, hemos tomado la decisión de cerrar el local antes del 31 de agosto de 2019. Reinvertiremos en otras áreas, con 1 millón de libras destinadas al trabajo en el Thekla de Bristol, el próximo 40 aniversario del emblemático Rock City de Nottingham y el trabajo en marcha para abrir un primer local en Birmingham, mientras que The Garage en Islington acaba de obtener la protección del plan local del consejo tras una campaña para salvaguardar su futuro».

See the source image


El director de la sala George Akins ha dicho:

«Esta ha sido una decisión difícil, pero dada la intención del propietario de subir el alquiler significativamente por segunda vez desde que nos asentamos en 2016, y de los planes para remodelar el edificio que alberga el Borderline, ahora sabemos que el lugar no tiene un futuro a largo plazo, por lo que no tiene sentido que sigamos invirtiendo».

«Tuvimos dos años increíbles en el Borderline con algunos conciertos fantásticos y queremos agradecerloa a todos. Desde agentes, promotores y artistas a todos los miles de personas que han asistido a los conciertos y noches de club. Hemos puesto todo nuestro empeño en revivir este lugar icónico, pero desafortunadamente, ha sido imposible convertirlo en una operación sostenible debido a tantos factores externos. Este es un día triste para todos los que amamos la música en vivo y creemos en lugares de base».

Todos los conciertos programados en la sala se celebrarán antes de su cierre el 31 de agosto.