ha hecho unas pesimistas declaraciones en Cleeveland , donde se le daba un homenaje especial , además de dar una pequeña conferencia en la gran sala del Hall of Fame of the Rock and Roll.

Berry dijo que sus días de cantar se han acabado. “He perdido la voz ; mi garganta se ha estropeado y mis pulmones van demasiado rápido”.

Berry acaba de cumplir 86 años y es su hija Lucy es la que mantiene el negocio y la que procura que todavía hoyse suba a los escenarios.

Pero Berry asegura que ya sólo hará el habitual show del tercer miercoles de cada mes en el Blueberry Hill, abajo, en lo que se ha llado Duck Room, en su honor, por el famoso paso del “pato” Berry. Por supuesto, en su natal St. Louis , en el distrito universitario del Delmar Loop.

Hace tres años tuvimos el honor de verle alí y charlar con él., en medio de una serie de fans ,todas mayores de cincuenta años.

Berry dice que se contentará sólo con eso, aunque toda su vida lo más importante para él , era actuar precisamente.

¿Una retirada?. Sólo a medias. Recuerdo  que allí, en su ciudad natal, en St. Luis, en el Duck room, cerré los ojos y sólo veía en “mi cabeza” a los Rolling Stones. Me dije que como habían “copiado” absolutamente todo su sonido. Lo han vampirizado.