Chubby Checker no fue el inventor del Twist, ese mérito corresponde a Hank Ballard & The Midnighters, pero si fue quién lo popularizó en 1960/1961.

La locura fue total, hasta la aristocracia lo bailó. “En dos minutos y 42 segundos, el mundo cambió”, comenta Checker del debut de “The Twist” en el popular programa televisivo American Bandstand en 1960.

Tras la explotación a conciencia del Twist (“Let´s Twist Again”, etc…), Chubby Checker se convirtió en un buscador de bailes, un buscador de éxitos. Y llegaron el Pony, el Fly, el Shake o el Hucklebuck, y tuvieron cierto éxito. No fue el único, estuvo acompañado de otros grandes especialistas como el humorístico Rufus Thomas y el inasequible al desaliento Alvin Cash.

Después llegaron algunas grandes canciones, el fabuloso latin-soul de “At The Discotheque” o una acertada versión de “Back In The USSR” de los Beatles. Incluso grabó un perdido – ahora cotizadísimo- LP psicodélico a primeros de los 70. Pero, a nivel comercial, nada como el Twist. Nada de esto le volvió a conceder el reconocimiento que el Twist mayoritariamente le otorgó.

Chubby sigue en activo a sus 72 años y en 2013 publicó su último single “Changes”. Aún recuerda con cariño aquellos primeros días legendarios del rock . Este sábado será el anfitrión de un tributo a ese período: “My Music: '50s and '60s Party Songs” del Public Broadcasting Service. El programa contará nada menos que con los Four Seasons, Fats Domino, Jerry Lee Lewis , Chuck Berry, entre otros, y con entrevistas a Danny & The Juniors y The Dovells.

El secreto de Checker fue decelerar el ritmo frenético del rock convirtiéndolo en algo más envolvente y bailable. Chubby cambió las pistas de baile y dio pie para que apareciera el nuevo Boogie en los años 70 y otras “fiebres” del baile. Él es un gran aficionado a todas estas modas, y ha dado su opinión sobre algunas de ellas a Rolling Stone:

1- Moshing.

Lógicamente no considera a tal cosa un baile. “No es un baile, es un evento”, dice riendo. “Quiero decir, la gente está tan feliz que acaban corriendo todos. Es un tipo diferente de diversión.”

 

2- Twerking.

Comenta que es como el Shake, moviendo mucho el trasero. “Eso ya lo hicimos antes”.

3- The Robot.

“El Robot es como el Pony”.

4- Breakdancing.

“También es el Pony. Puedes sacar mucho de la música una vez que la deceleras. El Robot provenía del Pony, el breakdancing también, el “Spinning” de la calle. Todo esto forma parte del Pony.”

5- Moonwalk.

Michael Jackson es la persona más increíble que ha pisado un escenario. Era simplemente increíble. El Moonwalk es como el Slop. Pero la gente no hace moonwalk en la pista a un tiempo. No es un baile popular. Es un movimiento que hacemos en el escenario, pero no lo hacemos en la pista de baile. ”

 

6- The “Gangnam Style”

“Es algo que te divierte si lo haces, pero no es un baile. Nadie lo hace”.

 

7- El Macarena y the Electric Slide.

Tampoco los ve como bailes sino como “eventos” que juntan a la gente. Los ve casi como una “Conga”. Y tiene razón.

8- The Dougie.

“¿El qué?”. O no lo considera, o no lo conoce.

Como conclusión, Chubby Checker básicamente diferencia bailes de “eventos”. Para él los primeros son puro movimiento, creatividad a pesar de que parten de unas reglas; los segundos son indicación, muy simple, bailada. Los primeros dan lugar – a base de añadir variaciones, nuevos movimientos y posturas- a otros bailes nuevos. Curiosamente él los inventó casi todos, y tampoco le falta razón porque los 60's fueron unos años de explosión de todo tipo de bailes en la música pop, y él su principal estrella en este terreno.