detuvo uno de sus conciertos con Pretenders ante la profileración de teléfonos entre la audiencia. Ocurrió durante la visita del grupo  al  Irish Village en Dubai.  Hynde no pude aguantar más con tantos flashes de los móviles.

Sucedió  en medio de la primera canción de la banda de la noche. Después de insistir repetidas veces en la audiencia para que guardaran sus teléfonos, Chrissie emitió un ultimátum a la audiencia.

‘Si siguís usando los teléfonos, entonces no  puedes ni centrarte en lo que estoy cantando y tampoco  puedes escucharnos tocar .

Chrissie dejó de cantar y al final de esa canción en particular, dijo:

Bueno, toma una foto de esto' .

Ella y la banda salieron del escenario.

Luego, dijo: “A la mierda”