Chris Martin siempre tiene muy buena amistad  con Michael Stipe, al que invitó en su pequeño show. Ambos cantaron ‘Losing my religion'. Es muy curioso ver a Chris con traje y corbata.