Inopinadamente, Chris Martin anuncia que ha sufrido la enfermedad del tinnitus, con espantosos dolores de cabeza y acusada perdida de audición. Dice que su problema fue escuchar música desde los doce años  con cascos al máximo volumen.

Afortunadamente, gracias al tratamiento de los médicos, empezó a llevar tapones en los oidos y escuchar los monitores, a través de los propios oidos.

En realidad, en todas las culturas occidentales el problema de esta enfermedad se agrava y se multiplica por la excesiva utilización de los casos, tantos de marca, como mp3 o incluso la salvaje ofrenda de sonido en las discotecas.

Hay una asociación en Inglaterra en lucha contra esta enfermedad en el Reino unido y Chris Martin y Plan B, entre otros, se han unido para hacer una campaña de prevención.

Ignoro hasta que punto Chris ha sufrido de esta enfermedad, pero nunca me dió esa impresión. En cualquier caso, tiene un enorme corazón y una inmensa ganas de colaborar socialmente.

Pete Townshend, de los Who,  y Phil Collins han sido víctimas de la misma enfermedad. Más o menos. todos a los que nos gusta la música nos quedamos un poco sordos.