Rectificar es de sabios y , por fín, ha rec0nocido que se equivocó profundamente poner el nombre de Mylo Xyloto al último álbum de .

Advirtió que nadie lo entendió, y, ahora él, tampoco. Lo ha calificado como una tontería y un tiró a su propio pié.

Martin reconoce que quizá se sintió sobrepasado por la responsabiliad ya que “Viva la Vida” era algo sensacional como nombre y una justa respuesta al cuadro de Delacroix. Pero hay que advertir que muchas decisiones equivocadas se tomaron en el año 2011.

Chris Martin, coleccionista de chicas, se ha mejorado a sí mismo, ya que ha metido otras dos más para su gira inglesa y europea.

Esta vez, además de Marina Diamantis, también ha incluido a la sueca Robyn y Rita Ora. Esta última kosovo-albanesa, es un autentico bombón, con voz de mezzo-soprano, además una de las actrices con futuro. ¿Querrá Martin poner un harem musical?.