Dentro de que el “black power” domina absolutamente la música de los Estados Unidos , la mayor sorpresa es la de Childish Gambino, que es muy difícil que gane el “disco del año” o el “álbum de año” ,pero ahí está en la terna.Gambino se volvió loco con las nominaciones y se fue a la peluquería.