Cher prefirió comerse la lengua de vaca en lugar de decir algo positivo sobre Donald Trump, en The Late Late Show de James Corden.