article-0-1B2FC914_634x754 sale del hotel de París, donde los están ensayando, con una absoluta cara de cansancio. Charlie , que tiene 72 años, se queda del cansancio de las giras.