Tal día como hoy de 1963, Charlie Watts ingresó definitivamente en los Rolling Stones después mucho pensárselo. Dudaba del futuro del grupo en el mundo de la música y era un amante del jazz y con buena reputación como batería. Tuvo que ser el gran Alexis Korner el que le convenciera. Arriba una de las canciones con su toque característico, “Get Off Of My Cloud” de 1965, nº 1 a ambos lados del Atlántico. Charlie no se equivocó.