A les ha sentado mal pasar de una compañía indie como era Kanine Records y dar el gran salto a Sony. Tanto Caroline Polachek com Patrick Wimberley echan parte de culpa a la multinacional, porque no han sabido manejarlos en el mundo del mainstream.

Pero,desgraciadamente, yo le diría a Chairlift que ni en sueños su ultimo album, Something, un album fallido, ni se acerca  a la calidad del primer album, el sorprendente Does you Inspire You.

No han vuelto a hacer un temazo como Bruises, aunque Amanaemonesia era formidable, pero lo lanzaron demasiados meses antes que el album. Un grave error, porque ya nadie relacionabamos ese single con el nuevo album.

Como Chairlift se han puesto nervisosospor la flojísimas ventas,  han empezado a despotricar. Caroline han empezado a decir que los críticos nos les comparen , por favor, con los Thompson Twins, un grupo de los años 80 que particularmente ella odia.

Tambien desotrica con los críticos que dicen que copian a la Yellow Magic Orchestra de Ryuchi Sakamoto o Art of Noise. Caroline se indigna y llega a decir que jamás ha oido esos proyecto sonoros.

Se defienden, quieren separarse de los años ochenta, pero ella se niega a decir cuales son sus influencias. Empieza decir que son “otras”.

Abajo, su último single, el irregular Met before