inline-most-creative-people-2012-ceelo-green-005-1 ha negado la acusación de haber deslizado éxtasis en la bebida de su acompañante femenina, mientras cenaban. El cantante de Gnarls Barkley se defiende como puede  durante una comparecencia ante un tribunal de Los Angeles.

La causa se produce por  el incidente  que ocurrió en julio de 2012, en un restaurante de sushi en Los Ángeles.

Cee Lo se presentó en la corte el pasado mes octubre, como  el único responsable de llevar esa sustancia, lo que conlleva una posible sentencia de cárcel de hasta cuatro años. Y se salvó de milagro de una acusación de violación, presentada como demanda, por falta de pruebas.

Cee Lo Green, cuyo verdadero nombre es Thomas DeCarlo Callaway, es actualmente un “entrenador “de La Voz de los EE.UU.

Como tiene mucho miedo, ha contratado el principal abogado Blair Berk, quien ha defendido a otras celebridades en el pasado, incluyendo Lindsay Lohan y Gerard Butler.

Hablando fuera de Los Angeles Superior Court, Cee Lo, dijo a los periodistas:

“Soy un fan de la buena vida, pero de la  vida limpia.”

El juez programó otra audiencia para marzo, cuando se establecerá una fecha para la audiencia preliminar.

Cee Lo Green comenzó su carrera musical en la década de 1990 como un rapero con el grupo de hip-hop Goodie Mob. Pero sin suerte.

Luego llegó el éxito de la mano de Danger Mouse, como parte del dúo Gnarls Barkley. El gran triunfo de “Crazy” le cambió la vida, pero ahora está muy preocupado.