Más que in teresante la aparición de un nuevo libro imprescindible para la música. Son los 125 años de existencia del sello CBS, que fue luego Columbia, BMG Ariola y, finalmente, es propiedad de los japoneses de Sony. Con la portada de Janis Joplin encima de un Wolkswagen escarabajo de los años sesenta, pintado psicodelicamente.