LA CASSETTE CUMPLIO 50 AÑOS

cassetteHan pasado 50 años desde el nacimiento de la cinta de cassette que todos recordamos. Esta cinta, llamada cinta compacta en sus orígenes, llegó a territorio europeo en el año 1963 de la mano de Philips, su inventora. Por la época ya se valoraba mucho la calidad de sonido, pero también la portabilidad.

Que no se decidiera cobrar derechos de autor en la venta de cintas ayudó a que se convirtiera en un formato de gran éxito.

La piratería no nació en la época actual con el CD, ni siquiera con el MP3 o con internet. En los 80 ya era habitual tener una doble pletina que permitiera copiar cintas de cassette de distintos estilos.

La música era el contenido más estandarizado, claro está, y permitía llevar a cabo todo tipo de invenciones. Las más originales eran los mixes, una serie de canciones recopiladas bajo los gustos personales de cada uno de los usuarios. En institutos y universidades era habitual hacerle un mix a la persona que te gustara y así intentar un acercamiento.

El tiempo ha pasado, pero las cintas de cassette siguen estando en el recuerdo popular de los usuarios. Con la celebración de su 50 cumpleaños volvemos a echar una mirada a este formato de almacenamiento de sonido y nos ilusionamos al tiempo que nos llenamos de un poco de nostalgia.

¿Qué más hicimos con cassettes? Los 80 fueron muy completos. Cuando llegaron los ordenadores de cinta, aquellos famosos Spectrum o Amstrad, no dudamos en intentar grabar juegos con la misma doble pletina.

¿Quién ha hablado de que la piratería es un problema originado en internet? La copia de juegos estaba a la orden del día por mucho que sea algo que ahora, con más consciencia adulta, entendamos que no estaba bien. Llegaba el afán de piratería a tantos niveles que algunos niños tenían costumbre de grabar la emisión de juegos emitidos por la radio. Pero claro está, no era muy sencillo.

Los cassettes se han convertido en protagonistas de subastas online y en fruto del deseo de muchos coleccionistas. Los reproductores de cassette siguen incluyéndose en algunas minicadenas, pero es algo que obviamente ha pasado a mejor vida. E

l recuerdo de este formato de sonido está vinculado, de forma irremediable, con el cambio de cara de la cinta, que obligaba a abrir la pletina y darle la vuelta. En definitiva, solo podemos desear un feliz cumpleaños al cassette.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. jc dice

    …y así niños podíamos copiarnos música

  2. Kaplan dice

    ¡Qué viejo me siento, pardiez!

    Anda que no grabé yo estrenos de discos en la radio para luego oírlos mil veces antes de que se publicasen y poder comprarlos. Muchos de ellos fueron en Plásticos y decibelios, precisamente. El amigo Julián desgranando canción por canción el Zooropa de U2, por ejemplo, para cuando tuvimos el CD en la mano ya nos los sabíamos de memoria, incluidos los comentarios de Julián.

  3. Hvvvgo dice

    Yo me grabé en cinta un concierto de Oasis que pusieron en la radio. De la época del Morning Glory. Lo escuché 1000 veces.

  4. Elia Molina dice

    Gracias a esos cassettes pude grabar las vocecitas de mis hijas cuando eran bebés y una que otra trasnocheada con los amigos.
    Aquí les dejo una página para transferir audio de cassettes a formatos actuales.
    http://www.conversiondevideos.com.mx

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.