Olivia Harrison ha puesto a la venta esta fabulosa mansión de , en Montagnola, en el Lago Lugano, en Suiza, donde George pasó mucho tiempo tras detectarse el cancer en la gargante. Le costó diez millones de dólares en el 2001. Ahora pide una exageración y la agencia que trata de venderla tiene dificultades.