Mezclar cine , con música en directo, es la forma en que vuelve a resucitar el “Lazarus” de David Bowie