Este caro y estúpido video de Adele se filmó en Montreal por el director canadiense de moda , Xavier Dolan . Hasta fue filmado con cámara de Imax, que no faltara de nada. La estrella del video es Mack Wilds, el negro actor de pequeñas series de televisión.